Ikea Su En Compruébalo Los Tu Casa Cómo Con Quedarán Muebles CxeBdo

Chapter 5: Las acciones sagradas de la iglesia

Tabla de contenido

5. Las acciones sagradas de la iglesia : El matrimonio

77

Cristo declaró que el matrimonio es una unión de por vida entre un hombre y una mujer unidos por Dios, santo e instituido por él desde el principio: «Pero al principio de la creación Dios “los hizo hombre y mujer”. “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”. Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre».

Jesús tuvo gran gozo en el matrimonio y fue durante una boda que realizó su primer milagro, cuando transformó el agua en vino. Nosotros también nos alegramos siempre que Dios guía a un hombre y una mujer a amarse y a hacer votos de permanecer fieles el uno al otro de por vida. En la comunidad-iglesia, los votos de matrimonio se hacen públicamente, ante los miembros reunidos como testigos y luego, el matrimonio es confirmado por la iglesia con la imposición de las manos.

Lado El Oscuro Prepárate Para eQBWrxdCoE

78

Como una creación de Dios, el matrimonio no es una invención humana. Es un sacramento que precede y trasciende la autoridad del estado. Cuando un hombre y una mujer llegan a ser una sola carne en el matrimonio, su unión tiene una profunda conexión con Dios. Él hizo al hombre y a la mujer, uno para el otro, hechos a su imagen y semejanza, cada persona incompleta sin la otra. Él anheló esta unión —una relación muy diferente de cualquier otra— para tener y criar hijos. En un verdadero matrimonio, esposo y esposa tendrán una actitud de bienvenida hacia la concepción y el nacimiento de una nueva vida, aunque esto les parezca difícil o imposible en su caso particular.

Cristo tiene el misterio del matrimonio en tan alta honra que él exige una vida de castidad. El sexo es un don de Dios, pero si es aislado de él y de su voluntad, entonces corrompe el alma; fuera del matrimonio, el sexo es pecado. La Biblia claramente requiere abstinencia antes del matrimonio y fuera de él. De hecho, Jesús nos advierte que una mirada lujuriosa es adulterio en el corazón.

79

Por cuanto el matrimonio es una unión de por vida entre un hombre y una mujer, de acuerdo con la voluntad creadora de Dios, y como él previó y deseó que el amor sexual debiera compartirse solo entre esposo y esposa, la comunidad-iglesia nunca puede reconocer la relación homosexual como si fuera un matrimonio, aun cuando la ley o la sociedad así lo declaren.

Los IkeaEstos Son Bonitos Zapateros Más De m0vnO8wN

Estamos llamados a representar el amor de Dios a toda persona, incluyendo aquellas personas que experimentan atracción por personas de su mismo sexo. No condenamos a nadie. Sin embargo, Cristo declara: «Si alguno quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga». Él llama a cada discípulo a seguir esta senda estrecha. La comunidad-iglesia da la bienvenida en su medio a todos los que están listos a aceptar el llamamiento de Cristo y abandonar todo por él.

80

En cuanto al divorcio y el volver a casarse, Cristo dice: «El que se divorcia de su esposa y se casa con otra, comete adulterio contra la primera […] Y si la mujer se divorcia de su esposo y se casa con otro, comete adulterio».

La comunidad-iglesia debe defender la enseñanza de Jesús, que es la única postura consistente con la verdadera fidelidad y el amor. Si se da el caso que la separación ocurra en situaciones aisladas, ningún miembro de la comunidad-iglesia debe divorciar de su cónyuge. Aún más, ningún miembro que se haya divorciado debe casarse de nuevo si su primer cónyuge todavía vive.

Para Rosa Muñeco Reborn Silla Elita 8 Bytax jqSA5R34Lc

81

Los llamamientos en el matrimonio para el hombre y la mujer son diferentes, pero iguales en dignidad. Según el Nuevo Testamento, el hombre debe ser la cabeza de la familia y la esposa su ayuda. Él nunca debe dominarla, sino que debe estimarla y servirla en humildad. En nuestras comunidades durante la boda el novio promete honrar y respetar siempre a su novia, y se le recuerda la advertencia del apóstol Pedro que si él descuida este deber, Dios puede rechazar sus oraciones. Asimismo, una esposa debe apoyar a su esposo en lo que es bueno. Ante todo, ambos cónyuges están encargados por igual de guiarse el uno al otro más cerca a Cristo.

El matrimonio es un gran bien, pero no el más grande. Para un creyente, Cristo tiene que ser siempre primero, antes de cualquier otra cosa, incluyendo el deseo de casarse (si es soltero) o el compromiso a un cónyuge (si es casado). En nuestras comunidades los miembros pueden casarse solo con la bendición de la comunidad-iglesia. Cada uno de nuestros matrimonios debe estar fundado en compartir la fe en Cristo y la dedicación a su servicio. En la boda, la novia y el novio prometen nunca seguir a su pareja en algo que esté mal, sino situar la obediencia a Cristo y a su iglesia por encima del vínculo del uno con el otro. Esta promesa protege los fundamentos sobre los cuales el matrimonio
se edifica.

Muebles De Anillo Silicona Ruedas Silla Lf1jct3k Caster Oficina Fábrica 9YD2IWEH
Asa Östernäs Curtida De Piel E9IHD2

82

El Nuevo Testamento habla de la unión de la novia y el novio como un misterio sagrado, un símbolo del amor de Cristo por la iglesia. Jesús mismo compara el reino de Dios con un banquete de bodas. Aquí echamos un vistazo al profundo sentido del matrimonio: como una señal indicando la venida del reinado perfecto de amor de Cristo.

* La versión en línea de Fundamentos solo es de referencia. Vea la versión impresa para la versión oficial actual.